Defensa de la fe

Como defensores del verdadero evangelio que Jesucristo enseñó en la Biblia, debemos reconsiderar y volver a aprender las verdades básicas de su mensaje.

2. Si no quiero pecar, tengo un oportuno socorro

Cristo fue tentado en todo, según nuestra semejanza, pero SIN PECAR. Él, que fue tentado en todo, nos comprende y ofrece un oportuno socorro para no pecar. Hebreos 7:25 nos da evidencia de que intercede por los débiles para que, frente a la tentación, tengan un OPORTUNO socorro: ANTES de pecar. 

Descargar (clic derecho y guardar como)